¿Cómo elegir la manguera de riego más adecuada para los huertos invernales?

¿Cómo elegir la manguera de riego más adecuada para los huertos invernales?

El cuidado del huerto es constante y no se detiene tampoco durante el invierno. Incluso en los meses invernales el huerto requiere ser regado y,  a causa de las bajas temperaturas, hay que poner especial atención en la elección de la manguera de riego. Las heladas imprevistas y las temperaturas bajo cero  pueden afectar el uso de herramientas útiles como la manguera para regar el huerto.

Como recompensa por tanta dedicación y esfuerzo, los huertos invernales regalan, incluso en la estación más fría, una rica variedad de verduras, indispensables para nuestra salud.

¿Qué necesitamos para cuidar de nuestros huertos invernales? Y, ¿cuáles son las hortalizas que podemos cultivar incluso en invierno? Sigue leyendo para comprender cómo manejar de forma sencilla y eficaz tu huerto.

Las hortalizas invernales: muchas, buenas y (casi) a prueba de frío

Las hortalizas invernales son numerosas, buenas y algunas de ellas (ajo, cebolla, coles y crucíferas en general) poseen reconocidas propiedades antitumorales.

Aquí te damos una lista – parcial – de aquello que puedes cultivar durante el invierto en tu huerto casero:

manguera de riego

manguera de riegomanguera de riegoGuisantes: si vives en una zona de clima templado, siémbralos antes de que lleguen las primeras heladas, antes de fines de noviembre, como máximo a principios de diciembre. En primavera ya estarán listos para recoger los frutos.

  • Ajo: el ajo es muy importante en nuestra cocina así como fácil de cultivar. Es suficiente con enterrar un diente en una maceta o en el huerto, entre las demás hortalizas, en cualquier período del año. Si lo plantas en invierno, espera hasta el verano siguiente para cosecharlo. No te decepcionará.

Coles: el invierno es sin duda la estación de las coles. La col negra toscana puede resistir hasta -10°C.  En general, la variedad de coles y coliflores otoñales deben cosecharse antes de la llegada de las heladas, porque los cambios imprevistos de temperatura por debajo de cero podrían dañar toda la cosecha.

Rabanitos: fáciles de cultivar tanto en maceta como en el huerto. Siémbralos antes de la llegada del “verdadero” frío, entre fines de noviembre y principios de diciembre.

Espinacas: tienes tiempo hasta principios de diciembre para sembrar las espinacas.  En el huerto urbano en el balcón, maceta o huerto en el suelo: siémbralas sin temor.

Cebolla y chalote: planta las cebollas y chalotes sin problemas incluso en diciembre, aún mejor antes de Navidad. En primavera (si son precoces) o en el verano, prepárate para la cosecha.

 

También resisten bien al frío la valeriana, puerro y nabos, acelga, perejil, brécol, achicoria roja, achicoria, hinojos. Algunas de estas hortalizas pueden ser cultivadas en maceta o en el balcón. (Si tienes poco espacio en casa, pero no quieres renunciar a tu rincón verde, lee el artículo Cómo mejoran nuestra vida diaria los  jardines verticales)

¿Cómo cultivar los huertos invernales, tan importantes para nuestra salud? Con algunas soluciones cómodas.

La manguera de riego que resiste al hielo: ¡simplifica la gestión de tu huerto invernal!

En los meses invernales, para proteger tus cultivos, son fundamentales los túneles de cultivo, mallas de hibernación y soportes  dentro de los cuales se prepara el terreno, trabajándolo a unos 30 centímetros de profundidad. Abona 2 meses antes de la primera siembra y considera unas 100 – 150 semillas por metro cuadrado, en hileras de 7 -8 centímetros de ancho y a una distancia de 30 centímetros entre ellas.  No olvides eliminar las malas hierbas y controlar los parásitos. Por lo general, es recomendable reservar una parte del huerto a los cultivos invernales y dejar una parte de suelo en reposo para las siembras primaverales.

 

Las hortalizas invernales no requieren cuidados particulares para las temperaturas. Los problemas letales no son las bajas temperaturas, sino los cambios térmicos imprevistos, las heladas características del período comprendido entre fines de invierno y principios de  primavera.

Esto no es válido para el agua, un elemento fundamental que no puede faltar en nuestro huerto.  Las temperaturas bajo cero y las heladas imprevistas pueden comprometer seriamente las tuberías que normalmente se utilizan para regar los huertos invernales.

Durante la siembra el terreno se debe regar con frecuencia y, posteriormente, debes acordarte de regar las hortalizas.  La humedad ambiental no siempre es suficiente, ni tampoco lo es en todas las zonas de Italia.

Elegir una manguera de riego regar apta – resistente al hielo – resuelve el problema a la raíz. Para regar huertos y jardines, el huerto en el balcón o en la azotea, la solución ideal es una manguera de riego que resiste a las bajas temperaturas, una manguera compacta y que ocupe poco espacio, fácil de guardar y que se extienda de acuerdo con la necesidad.

YOYO es la manguera de riego extensible roja: suave, fácil de enrollar, de transportar y de guardar. YOYO es el sistema rojo apto incluso para el invierno, porque resiste a los choques térmicos (de – 10 °C a +50°C).

Un sistema revolucionario multiuso, ideal para regar los espacios estrechos como balcones o aquellos amplios como el huerto de casa gracias a una tecnología innovadora que, aprovechando la presión de agua, permite que YOYO se extienda a aproximadamente el doble de su longitud original.

YOYO la manguera extensible pare regar el jardín

YOYO, el sistema extensible rojo: la manguera de riego apta para todas las estaciones

En los meses otoñales e invernales, no obstante las bajas temperaturas, el huerto, si es cuidado de forma adecuada, continúa regalando hortalizas de excelente calidad.

Alcachofas, zanahorias, cardos, coles y coliflores, espinacas, puerros, nabos, acelga, perejil, brécol…:  con unas pocas y fundamentales precauciones podrás obtener una excelente cosecha durante todo el año.

Para ayudarte a cuidar de tu huerto invernal aquí está YOYO, la manguera extensible roja que resiste a los choques térmicos, fácil de usar, compacta y práctica.

YOYO, el innovador sistema rojo para regar, es :

  • robusto, resistente y duradero
  • ligero como un ovillo de lana, manejable
  • disponible en varias medidas (8 m, 15 m, 20 m, 30 m)
  • resistente a los choques térmicos (de -10 °C a +50°C)
  • compacto, ahorra espacio: cuando se vacía del agua se recoge rápidamente, sin ocupar lugar
  • ideado para extenderse al doble de su tamaño al llenarse de agua a presión doméstica (3 bar)
  • diseñado para que no se formen nudos ni se retuerza, situaciones que por lo general dificultan el riego

 

Con YOYO el cuidado de huerto y jardín se convierte en una tarea habitual sencilla y divertida.

 

¿Quieres regar tu huerto con un sistema innovador y de calidad? Solicita más información sobre YOYO, el sistema rojo que ha revolucionado el mundo de la horticultura y jardinería.